A GOOD DAY TO DIE HARD

Deja un comentario

febrero 19, 2013 por La Vieja Noche

La pareja, en la que el padre es Bruce Willis, de vacaciones, tiempo que utiliza para la educación de su retoño está sola en Rusia. Menos mal. Con tres o cuatro más, sacan a Rusia del mapa.

A GOOD DAY TO DIE HARD

Gilberto Concepción Suárez

Desde 1988, esto es, hace veinticinco años, un actor de segunda , rústico, rudo, de ideología nazi, superamericano, bocón y desagradable, se ha dedicado a matar gente en el cine, en una serie que llega a la quinta película. También lo ha hecho en muchas otras. La serie de cinco es Die Hard y la nueva película se llama A Good Day to Die Hard.

Se ha dicho que estas películas son caricaturescas, pero la verdad es que el gran público no la ve de esa manera y las armas que se exhiben y se usan se ven muy reales. En épocas en que en Estados Unidos aparecen locos asesinos por todas partes, uno de los debates más encarnizados es el de la limitación a la posesión de armas y la violencia que emana del cine y de la televisión se ha convertido en una escuela antisocial, obras como ésta son especialmente peligrosas.

La vociferada razón para las actitudes de esta serie, así como de otras películas por el estilo es la famosa defensa de la democracia. A los malos hay matarlos, sin juicio y con rigurosa aplicación de la pena de muerte por esa figura tenebrosa de investigador, juez y verdugo, todo en uno. Y los malos son todos los transgresores voluntarios o involuntarios de los patrones de los que mandan. En el caso de la nueva Die Hard, los malos son rusos. Para fortuna de la democracia, esta pareja, nada menos y nada más que padre e hijo, de Nueva York y Nueva Jersey, logran matar o herir medio Moscú y destruír centenares de automóviles, varios tanques, un helicóptero y un enorme e histórico edificio.

Die-Hard-5-A-Good-Day-To-Die-poster-580x326

La pareja, en la que el padre es Bruce Willis, de vacaciones, tiempo que utiliza para la educación de su retoño está sola en Rusia. Menos mal. Con tres o cuatro más, sacan a Rusia del mapa. La libertad de expresión la democracia y la libertad de pensamiento tienen que ser defendidas, pero esta película debía estar prohibida.

En la primera escena aparece Willis con el puertorriqueño Amaury Nolasco, que tiene crédito importante, pero no está dos minutos en pantalla.

Los efectos especiales, más importantes que el propio Bruce Willis, no son los peores, pero tampoco son los mejores.

La película está clasificada R, pero vimos varios niños en la sala, acompañados por sus irresponsables padres.

NOTA: crédito fotos, kakuleter.com

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: