Entrevista a Alejandro Cao de Benós

Deja un comentario

mayo 26, 2013 por La Vieja Noche

Los medios de comunicación nos ofrecen a todas horas, y desde hace más de un mes, una imagen de Corea del Norte en…

Ojos para la Paz

Entrevista a Alejandro Cao de Benós

Screen Shot 2013-05-26 at 9.26.45 AM

Tamer Sarkis Fernández/ Vice-Director de DIARIO UNIDAD
Colaborador de REVISTA PENSAMIENTO DEL SUR

1. E. Los medios de comunicación nos ofrecen a todas horas, y desde hace más de un mes, una imagen de Corea del Norte en términos de cóctel explosivo donde habría mezclados perversión ideológica, “despotismo asiático” y armamento nuclear. Es decir, se la representa como la mayor amenaza inmediata para nuestra especie y para el Planeta. Pero, ¿quién es, en este asunto, el único invadido y ocupado?. ¿Por qué Corea, siendo una única nación, está dividida hoy en dos Estados? 

A.Señor Camarada Alejandro Cao de Benós: La división de Corea deriva de la ocupación estadounidense de la península. En el final de la Segunda Guerra Mundial Imperialista, los Estados Unidos ocupan Japón con la excusa de desarmar al Imperio japonés. No tardan en lanzarse a ocupar también la península coreana, entrando por el Sur. Por su parte, las guerrillas comunistas coreanas de liberación nacional avanzan de Norte a Sur, de modo que las presencias respectivas acaban topando en una latitud geográfica concreta. La resultante de aquella relación de fuerzas es la apertura de un proceso de división artificial. Tal división perdura hasta hoy. China y Rusia, actores que dieron soporte a la lucha coreana anticolonial y que después  participaron de la negociación de armisticio guiadas por el Principio de Soberanía (“Corea para los coreanos”), se retiraron militarmente de la península tan pronto como se acordaron las resoluciones. No así los Estados Unidos.

2. E. “Nosotros no vamos a ser otra Yugoslavia, ni otro Irak, ni otra Libia, ni otra Siria. Por eso desarrollamos y probamos armas atómicas disuasorias. Si vis pacem, parabellum”. Ésta parece una postura obvia, natural en términos adaptativos, patrióticamente responsable. ¿Qué cree que hace tan difícil aceptarla como tal a la generalidad de espectadores “occidentales”?

A. CAO: La información -o desinformación- es el factor decisivo. Los medios de producción informativa están en manos de las grandes corporaciones estadounidenses, bien porque éstas últimas detentan directamente la propiedad de los medios, bien porque dichos monopolios imponen su criterio sobre países-títere como España. El supuesto producto “informativo” está, pues, determinado a no ser más que una muestra organizada y deliberada de condicionamientos funcionando para poner a las masas de espectadores en contra de Corea.

0325-onkisgreat_full_600
Sin embargo, y dado que la mentira organizada entra en contradicción con el sentido común, la supuesta plenipotencia manipulativa se deshace y desvanece en cuanto la persona acude a una Conferencia donde se le suministra información veraz y se apela a su razón; a sacar conclusiones racionales a partir de los hechos transmitidos. Maquiavelo llevaba, probablemente, razón cuando decía que la mayoría de las masas es manipulable. Pero también la mayoría posee capacidad inmediata para salir de tal estado cuando se le dice con sencillez que Corea tiene derecho a decidir sobre su propio destino y al uso y disposición de sus recursos -incluidos los militares- dentro de sus fronteras propias. Por lo demás, el mismo esquema operativo por parte de los monopolios mediáticos se repite caso tras caso: Irak, Libia, Siria…

3. E. ¿Representa Corea del Norte un peligro para el tan invocado “equilibrio regional” extremo-oriental, o es, en cambio, un escollo para quienes querrían romper ese equilibrio?

A. CAO: Difícilmente puede ser considerado un peligro para nada, un país que se limita a asumir su compromiso auto-defensivo, definiendo por tanto una posición de supervivencia (tratar de evitar ser invadido o agredido y en cualquier caso destruido). El actuar y el dotarse bajo el imperativo de auto-defensa es el corolario de haber comprobado una vez tras otra que el Consejo “de Seguridad” de la ONU, lejos de ofrecer garantía alguna de paz y de seguridad para Corea, sirve a los intereses de los Estados Unidos (intereses bélicos). En consonancia, armarse de capacidad de disuasión es una necesidad para Corea. Por eso Corea desarrolla su capacidad nuclear, a partir de la explotación soberana de las reservas nacionales de uranio, tanto como de la producción de plutonio,  y a través también del diseño de su sistema de misiles, cuya producción y tecnología tienen carácter nacional e independiente respecto de cualquier condicionamiento y Potencia.
Corea aparece en la Agenda belicista del imperialismo estadounidense por lo menos desde Clinton, quien hablaba de “ataques preventivos” contra Corea. El hecho de que Corea haya resuelto contar con sus propias fuerzas en la contención de esta amenaza, es un hecho que no desestabiliza a nadie, al contrario. Son los Estados Unidos quienes no tienen nada que hacer, ni en Oriente Medio, ni en Corea. No tienen más que dejar en paz a los países.

4. E. Hace pocos meses ganaba las elecciones sur-coreanas la formación política más “en sintonía” con el Hegemonismo yankie, mientras Japón invadía varias islas en los archipiélagos chinos del Pacífico, o bien trataba de comprar grandes extensiones de tierras insulares a los lugareños chinos. ¿Qué cree que hay detrás de estos hechos y a qué otros procesos mundiales nos remiten?

A. CAO: Nos remiten al hecho de que Asia-Pacífico es actualmente prioridad de los Estados Unidos. China y Rusia son Potencias no maniatables al molde de contención estadounidense: la demografía china se traduce en un potencial de superioridad avasallador, mientras que Rusia ha encontrado su lealtad nacional consigo misma. Así pues, los Estados Unidos requieren de volver a controlar ese área si desean conservar la hegemonía militar y contener la expansión económica china y rusa. En lo que a este proceso de desarrollo se refiere, Corea es crucial: dominar la península coreana abriría las puertas a interferir tanto en el tránsito ruso de gas, como en el transporte de mercancías vía férrea a través de Corea del Norte.
La redefinición de posturas por parte de los gobiernos sur-coreanos a partir de 2008, es, entre otras cosas, el correlato de la ofensiva de cerco a China y Rusia emprendida por su Amos imperialistas. Entre 2000 y 2008 gobernaron Corea del Sur dos presidentes relativamente más nacionalistas y menos dependientes. Pero, a partir de ese último año (última etapa del anterior gobierno sur-coreano) y ahora con Park Geun-hye, Corea del Sur ha vuelto a los gobiernos-títere, que se han dedicado a destruir lo poco construido anteriormente junto a la RPD de Corea. Por ejemplo, han clausurado su participación en los parques industriales conjuntos, donde se conjugaban 123 compañías sur-coreanas y unos 50.000 trabajadores norcoreanos. En relación a este proceso, los medios de “información” imperialistas hacen carnaza de las decisiones tomadas por su propio campo político de pertenencia, dedicándose a “anunciar” que esos trabajadores no tendrán empleo. Dicha hipocresía de “lamentos” es toda ella mentira, pues la RPD de Corea, que garantiza el pleno empleo por Principio socialista, reubicará laboralmente a esas personas.

5. E. Cierto situacionista hablaba, en un artículo escrito durante la guerra Fría y titulado Geopolítica de la hibernación, sobre el espectáculo de la amenaza nuclear asociado a “la cortina de humo” distractora, a “la política del miedo” ejercida sobre las poblaciones, etc. ¿Cree que con esta escalada asistimos en lo fundamental a un puro espectáculo de la guerra, o, por el contrario, debemos temer la posibilidad de una nueva guerra real del espectáculo (es decir, una nueva agresión por parte del Bloque declinante)?

A. CAO: Los maestros imperialistas del espectáculo de la guerra acusan, paradójicamente, a Corea de estar inventándose una amenaza externa. Tratan así de desprestigiar e insultar a Corea, puesto que no se trata de ninguna invención: en efecto, los Estados Unidos quieren ocupar Corea. De lo contrario, desearían firmar la paz, que nosotros seguimos ofreciéndoles desde 1953. Pero paz no significa rendición, ni tampoco cambio coreano a imagen de las preferencias estadounidenses. A Gaddafi lo ablandaron, pasando acto seguido a declararle miembro de eso que llaman “la comunidad internacional”. Todo ello mientras lo desarmaban. Finalmente, destruyeron, ocuparon y siguieron destruyendo su país. Tanto con Libia, como con Irak, Afganistán, Irán, Siria, la invocación es siempre la misma: liberar los países. Igual declaraba Hitler al hilo de sus ocupaciones territoriales; quien liberaba las naciones y las “seleccionaba” para la “Europa de los pueblos”, “directora” de un Mundo cuya paz “debía durar mil años”. Una vez más, en los hechos, los Estados Unidos están oficialmente en guerra contra Corea, país al que disparan desde la propia frontera. Y, en los hechos, los Estados Unidos deberían firmar la paz. Su negativa habla con claridad, más allá de los ríos de falsas palabras que proyecta a través de sus medios.

6. E. Vimos a China dar vía libre práctica al asolamiento euro-Hegemonista contra la Jamahiriya libia y al genocidio de los libios. Ahora nos dicen los medios “occidentales” que, en un momento clave como el actual, China presiona a Corea del Norte, censura sus pruebas y “le riñe”. ¿Es cierto esto?. Y, de serlo, ¿qué contradicciones entre naciones y entre políticas de clase refleja este supuesto posicionamiento chino?

A. CAO: China se convirtió al capitalismo y lo lleva más allá que la misma Europa. Se trata de un sistema totalmente corrupto, donde el negocio, la oportunidad y acrecentar cada vez más la Ganancia, en lugar de los Principios del socialismo, rigen la política, y la política exterior no es una excepción. Por tanto, China no es un aliado político de Corea. Se trata de un aliado estrictamente comercial, quien por lo demás juega a las múltiples caras, creyendo que eso favorece sus inversiones en la zona industrial coreana. En su propio baile de máscaras, es al mismo tiempo amiga de los Estados Unidos, con quienes comparte intereses financieros, crediticios y comerciales. La ideología desapareció en China. Con ello no quiero decir que, a la hora de dirigir su política en la cuestión coreana, China se desentienda de la siguiente variable: son decenas de miles los coreanos que viven en China, concretamente en las provincias adyacentes a Corea. Aunque sólo sea por esto, China no puede manejar “de cualquier manera” la situación que nos atañe. A su vez, guiar desde unas directrices puramente utilitaristas la política exterior y el posicionamiento en los contenciosos, supone una miopía política perjudicial para China incluso desde esa óptica suya del pragmatismo, pues corre riesgo de ceder a los Estados Unidos un terreno geográfico letal. Pero al inmediatismo, precisamente porque es tal, no se le puede pedir que se detenga en las vitales cuestiones estratégicas.

7. E. Vemos al petro-dólar poco menos que desvanecerse, a los monopolios financieros anglosajones haber perdido casi todos los puestos en los hall of fame de los ranking mundiales, a los Estados Unidos perder posiciones de hegemonía en el mismísimo FMI, así como lo hemos visto perder su centenaria hegemonía latinoamericana, y, ahora, los BRICS crean un organismo financiero internacional paralelo. ¿Cree que hay un hilo conductor intangible entre la sucesión de procesos económicos y políticos como los mencionados, y el estruendo actual en torno a la “cuestión coreana”?

A. CAO: Asia se les ha quedado siempre pendiente a los Estados Unidos. Ahora, en un contexto de globalización capitalista, la rampa de lanzamiento asiática sería perfecta con vistas a controlar las ex-repúblicas soviéticas, atando política y económicamente a esos países a gobiernos dependientes del imperialismo, y en fin colocando sus bases militares bajo clave estratégica de cercar  y rodear a Rusia. Los Estados Unidos tienen perfecta consciencia de que su baza es la militar, y más teniendo en cuenta las dificultades militares rusas, cuyo ejército, bien lejos de ser aquel ejército rojo del pasado, encuentra hoy dificultades hasta para nutrirse de combustible. Por otra parte, dado la propia estructura económica de los Estados Unidos, estos tienen necesidad intrínseca -y no condicionada a circunstancias externas- de mover su maquinaria bélica. Se impone la maraña de intereses comerciales, militares y de control (complejo militar-industrial) que define a los Estados Unidos como una gigantesca empresa sobre todo armamentística, que tiene que seguir devorando y seguir creciendo para mantenerse viva, tal y como así mismo está definida la substancia de funcionamiento general del capitalismo.

8. E. ¿Cuál es la posición de Rusia y de qué manera han podido los Estados Unidos tratar de explotar las contradicciones ruso-chinas?

A. CAO: Los Estados Unidos intentan perpetrar la clásica política del “divide et impera”, y ofrecen, a ese fin, sus “caramelos comerciales” a Rusia, cuya soberanía han podido ir limando. Por otro lado, Rusia y China están ligadas por relaciones históricas -como la lucha contra Japón y la construcción del socialismo- cuya imprenta hace de bloqueador frente al divisionismo. Las bases estadounidenses ya desplegadas y en despliegue sobre suelo ex-soviético (en varias Repúblicas que habían formado parte de la URSS) forman parte de una política de ocupación y cercado a Rusia que no deja indiferente a la población rusa. Al contrario: conlleva su propia contradicción, materializada como aumento del nacionalismo en Rusia, tanto en la sociedad civil como en las líneas políticas de Estado. Esta afirmación nacional se está concretando, en lo económico, como un replanteamiento del “neo-liberalismo” y, en el terreno geopolítico, como una búsqueda de alianzas distintas. Efecto del proceso, las relaciones con Corea son substancialmente mejores de cuanto fueron por ejemplo durante la Perestroika.

9. E. Los nor-coreanos llevan excelentes abrigos y gorros. Hacen bien, porque allí el frío del invierno es duro. El caso es que, cuando la televisión muestra imágenes de Corea del Norte, no puedo evitar pensar siempre lo mismo. Los medios hablan de hambrunas, de miseria, de escasez de bienes, de endemias…, quizás es que gastan todo en sus excelentes abrigos. ¿Cómo se vive generalmente en Corea del Norte?

A. CAO: Contextualicemos: hemos padecido problemas materiales entre 1995 y 2000. Cuando los medios de “información” muestran hambrunas en Corea, se trata de imágenes de archivo que datan del bienio 1997-98. Tras la caída del Bloque Socialista, la RPD de Corea se quedó prácticamente sin comercio exterior, a lo que cabe añadir una sucesión de inundaciones que dejaron inservible alrededor del 15% del territorio cultivable coreano. La aleación de ambos factores sí provocó hambrunas, sobre todo en la parte norte del país. En esas fechas, cientos de miles de coreanos atraviesan la frontera con China, país que recibió, atendió y ayudó a estas personas.
Desde 2000, la RPD de Corea viene creciendo, el último año en torno al 12%. Nadie vive en la calle en Corea. Todo el mundo dispone de vivienda, el Estado garantiza la provisión de alimentos básicos, y sanidad y educación son universales y gratuitas. No existe el desempleo. Cumplimos, pues, y a diferencia de otros países (España sin ir más lejos), con los verdaderos Derechos Humanos que el poder tiene la obligación ética y política de procurar, pero que solamente un poder del Pueblo y para el Pueblo (como el coreano) está en condiciones de garantizar. Es cierto que nos quedan pendientes avances en procurar una mayor variedad alimenticia (existen casos de déficit en vitamina C y calcio). Por otra parte, Corea está determinada, por su clima, a no producir cítricos, de manera que su abastecimiento dependerá de seguir desarrollando los intercambios económicos. Pero, en resumidas cuentas, el progreso económico y de calidad de vida en Corea es mucho más que una mera palabra (es una realidad en la que se profundiza cada año y que se consolida cada año que pasa). Mientras, Europa se está hundiendo.

10. E. Como diría el padre de la emancipación anti-colonial coreana, bajo el capitalismo de hoy, es decir, bajo la Época imperialista, el mantener una posición proletaria internacionalista por oponerse al terror imperialista y por tumbar el capitalismo, es una posición indisociable a contener en sí, dialécticamente, una posición nacionalista al lado de la nación oprimida por el imperialismo. ¿Qué le diría usted a la izquierda social-imperialista, que, en lo que se refiere a Libia, Siria, Corea…, repite y hasta supera con creces la basura que podemos leer cada día escrita en El País, en El Mundo, en el ABC, en La Vanguardia, en La Gaceta, etc.?

A. CAO: Sí hay que decirles algo: hay que decirles que tienen que despertar, pues son víctimas del entretenimiento provisto por el sistema mismo, y del derecho al pataleo. Extrayendo con ello la rentabilidad de auto-anunciarse como democrático, el sistema permite y exhibe sus manifestaciones y protestas, que de nada sirven si no se tiene el poder. Pero, desde el momento en que se plantearan la cuestión del poder y empezaran a actuar en consecuencia, se acabaron las licencias: pasarían a ser objeto de la más cruda y mortal represión, frente a la que no valdría perroflautada alguna. Incluso en la hipótesis de haber tomado ya el poder, en el momento en que trataran de instaurar el socialismo deberían enfrentar la actuación por parte de la vieja clase dominante, que se resistiría a  la revolución con toda la fuerza que preservara y en todos los frentes. Se mire como se mire, el movimiento de la sociedad hacia su propio cambio, está determinado a realizarse sólo a través de la lucha de clases, que no es precisamente una representación artística ni una merienda campestre.
Si no están convencidos de hasta donde llega la oligarquía cuando se trata de impedir una amenaza para sus intereses y para sí misma, que piensen en Irak. Aunque el sistema político de Saddam Hussein no era socialista, sí era nacionalista y eso le suponía un gran impedimento a la oligarquía monopolista y financiera a la hora de consumar sus planes de merendarse Irak. Total: Irak sufrió una invasión y ha sido pulverizado, arrasado. Irak es el ejemplo dramático de que cualquier cambio va a comportar una respuesta por parte del sistema existente, respuesta frente a la que, a su vez, los protagonistas del intento de cambio deberán resistir de modo nada “campestre”. Si esta “izquierda” no comprende la realidad y no aprende a prepararse para ella, permanecerá en el juego de niños en que está inmersa, y el movilizado “izquierdista” no logrará más que llegar a ser más esclavo aún de cuanto es. De no romper con la hegemonía del socialismo hippy, seguiremos sufriendo cada día más, aunque en tal sentido hay que decir que en España están empezando a cambiar las cosas, y, aunque en cuantía todavía muy minoritaria, cada vez son más las personas que abren los ojos y asumen posiciones rupturistas con dichas ideologías.

11. E. Decía Engels en Anti-Dühring que toda dominación política necesita, para fundarse, de ofrecer una mínima contra-partida o de poder dar cierta resolución a una necesidad social material. Pues los medios materiales mismos de dominación política han de ser, en última instancia, fabricados y usados por el objeto de dominación. Vemos, escuchamos, leemos… a los medios “occidentales” repetir que el líder nor-coreano es un Tirano Dictador totalitario, que Corea del Norte es el orwelliano 1984, que allí cada persona es un militar y un espía, que los dispositivos de adoctrinamiento son omnipresentes… Y, al mismo tiempo, no se deja de decirnos que en Corea “no hay nada”: no hay dinero, ni comida suficiente, ni espectáculo, ni mercado, ni perspectivas… Ante la paradoja “retransmitida” por el espectáculo, hay una pregunta obligada: ¿De dónde saca su necesaria fuerza social el Tirano, entonces, si no ofrece nada a nadie, ni siquiera a los millones de jóvenes “militarizados” en ejército de leva popular?. Y, ligado con esto anterior: ¿en qué sentido es Corea del Norte una democracia y en qué sentido es una dictadura?

A. CAO: La voz “democracia” proviene de la lengua griega Clásica, y significa “poder del Pueblo”. Eso define exactamente al poder en la RPD de Corea. Y justamente lo contrario es el poder de la oligarquía: un feudalismo modernizado donde los medios de “información” hacen creer al esclavo que vive al menos en una libertad relativa, aunque el esclavo no tenga tiempo ni de ver a su familia. En Corea, los recursos, que han sido generados por la sociedad, se distribuyen entre los miembros de la sociedad: eso es lo Justo.
En el capitalismo, a la inversa, los recursos sociales -el producto social- son concentrados y re-concentrados en las manos de una pequeña parte de esa sociedad. Esa parte dominante de la sociedad, necesita en el capitalismo, si quiere seguir dominando y no caer en la lucha de competencia, acumular cada vez más recursos en un proceso ininterrumpido. He ahí la paradoja: al ser limitados, tanto los recursos, como el producto resultante de la interacción social con esos recursos, el capitalismo siempre, invariablemente, en uno u otro momento, acaba por fagocitar a aquella “clase media” que una vez él había mantenido. La ambición carece de límite, y así, tanto el problema de base (contradicción entre riqueza finita y necesidades infinitas de acumulación) como la propia sociedad van manteniéndose a través del consumismo, comportamiento que dineraliza la plusvalía hasta que, en última instancia, se desvanece (pues la mayoría social va siendo cada vez más desabastecida).
Llegada la sociedad capitalista al punto en que los ricos son tan pocos y acumulan tanto, mientras los pobres son tantos y tienen tan poco, se genera la necesidad objetiva y posibilidad del socialismo.
No hay otra: al ser los recursos limitados, o estos se acumulan, o se dividen entre la población. En Corea, el Pueblo no solamente controla los Medios de producción y de distribución, sino que mantiene su independencia y Soberanía, buscando mantenerse incondicionado respecto de intereses de terceras naciones o Potencias. El gobierno coreano surgió de personas que protagonizaron la lucha de emancipación primero contra Japón y después contra los Estados Unidos. El gobierno es, por ende, la materialización de actitudes y posicionamientos de combate, sacrificio, heroicidad y entrega por el Pueblo. Se trata de un gobierno de Amantes del Pueblo y, dialécticamente, el Pueblo ha mantenido el mismo gobierno porque éste es Justo. Contra el Pueblo, el gobierno no habría podido mantenerse.
Pongamos por caso a Irak: país rico en petróleo, dotado de un gigantesco potencial de abastecimientos y de aprovisionamiento de riqueza a su población, pero cuya distribución no se regía por el socialismo, sino por el capitalismo. Bien: cuando Irak hubo de enfrentar la invasión imperialista, no hubo unidad política ni militar, pues no había vínculo genuino: hubo oportunismo, falta de cohesión, falta de convencimiento y de consciencia de lealtad…, y así los militares desertaban. Por el contrario, Corea, siendo un Pueblo pequeño, tiene su fuerza en la unidad. Y la base de la unidad sólo puede residir en la Justicia.

12. E. ¿A través del trazo de qué relaciones se está vinculando Corea del Norte con determinadas naciones oprimidas que durante las dos últimas décadas han protagonizado revoluciones políticas de Soberanía Nacional, como en América Latina?. ¿Existe en la política y sociedad nor-coreanas auto-conciencia de ser Vanguardia ideológica, o un Bastión del socialismo, y cómo liga esta posible percepción con el Principio de internacionalismo proletario?

A. CAO: La RPD de Corea ha mantenido y mantendrá la posición de ayudar a cualquier nación Soberana a crear y desarrollar su propio socialismo, según su realidad concreta. El sistema Juche hace el análisis concreto de la realidad concreta coreana, y, por tanto, no puede exportarse. La RPD de Corea materializa el Principio del internacionalismo proletario en el hecho de prestar, por Principio, todo su apoyo posible a los procesos políticos de construcción del socialismo más allá de fronteras: lo hicimos con el Egipto de Nasser, país al que ayudamos en su defensa frente a Israel. También con Vietnam, así como en África (Mozambique y Angola, donde enviamos doctores, ingenieros y expertos militares).
Esta posición solidaria internacionalista no tiene nada que ver con creerse el bastión de unas supuestas “línea y directriz correctas socialistas” en abstracto, que no existen metafísicamente fuera del contexto concreto nacional. Guiados por el mismo razonamiento, apoyamos y ayudamos materialmente a Irán y a Siria. Este último país ha recibido nuestra ayuda militar, con vistas a su auto-defensa frente al asedio y ocupación imperialista que soporta. Esta ayuda nuestra internacionalista es incondicional, si espera de contra-prestación, y se concreta en tres dimensiones fundamentales: militar, cultural y de desarrollo.
Se trata de una ayuda no utilitarista ni meramente táctica, sino de Principio, en base a la amistad entre los Pueblos. Tampoco requerimos para ello de convergencia ideológica con el país que lucha por su independencia y Soberanía: al fin y al cabo, esa pretensión sería contradictoria en sí misma, pues de lo que se trata es de defender el Principio de autodeterminación de los Pueblos, posicionamiento que no admite imponer nuestra idea a los demás. Si el gobierno del país es apoyado por su Pueblo, se le ayuda. Es el Pueblo del país quien decide; no Corea. Simétricamente, es el Pueblo coreano, y no Potencia alguna, quien decidirá sobre Corea.

E. Muchísimas gracias por sus respuestas. O Hegemonismo yankie asesino, o futuro para nuestro Género humano. La patria o la muerte. Venceremos

Crédito fotoswww.csmonitor.com -Ojos para la paz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: