JUNTILLA PELIGROSA

Deja un comentario

agosto 3, 2013 por La Vieja Noche

Linette Torres. Su pacto con la juventud y la belleza la ayudan a encantar a un público que, si goza como parecía y como yo gocé, en una obra de verdadero humor negro, algo de enfermos tenemos.

 

CRÍTICA/teatro

 

JUNTILLA PELIGROSA

969761_603345483030073_2060592000_nGilberto Concepción Suárez

Con libreto de Rafael (Rafa) Fernández, utilizando influencias cinematográficas de importantes realizadores, como Quentin Tarantino, Tracy Lotts y Pedro Almodóvar, acaba de estrenar en la Sala Experimental Carlos Marichal, la obra JUNTILLA PELIGROSA. Bajo la excelente y experimentada dirección de Gilberto Valenzuela, reúne un elenco de primera y algo más. Por supuesto, con semejante influencia, hablamos de humor negro y pervertido.

La obra, por la complejidad de su montaje, el maquillaje cambiante y los efectos especiales múltiples, requeriría un teatro con un escenario y distancia del público, pero un teatro arena, donde los actores podrían tocarse por los espectadores, es fascinante y añade un calor y una intimidad especiales, lo que en inglés significa algo cozy. La decisión fue correcta, aunque algunos perdimos de ver algunas partes de escenas importantes.

Jonathan Cardenales, Gerardo Ortiz y Jorge Castro estuvieron muy bien y rindieron todo lo que requerían sus respectivos personajes, especialmente Ortiz, cuya intervención es más larga y más compleja. Alfonsina Molinari estuvo excelente, ha desarrollado una versatilidad poco común, luce encantadora en escena y  domina el personaje como si ella fuera Minnie y no Alfonsina. Esta actriz no deja de sorprendernos casi en cada intervención teatral. Y por una broma escénica, nos informó que su voz es cada día más dulce y hermosa.

René Monclova sigue siendo uno de los actores más completos de nuestros escenarios. Esta vez interpreta una caracterización, que le queda magistral, convincente y graciosa y se va de la obra dejando al público deseoso de más.

juntilla-peligrosa-elenco

Linette Torres, que se ha bañado en la fuente de la juventud, es una gran actriz, virtud para nosotros desconocida hasta esta noche, seguramente por culpa nuestra. Quedamos impactados. Desde el punto de vista actoral, más del cincuenta por ciento del peso de la obra recae en ella. Tiene dominio de la escena, con capacidad para improvisar, enamorar al público a pesar de su extraño personaje y darle un ritmo particular a la obra que no decae nunca, en gran medida, gracias a ella. Su pacto con la juventud y la belleza la ayudan a encantar a un público que, si goza como parecía y como yo gocé, en una obra de verdadero humor negro, algo de enfermos tenemos.

Pero el peso mayor recae en el maquillaje (Bryan Villarini) y, sobre todo en los efectos especiales (Uno Mercado) que son sencillamente geniales. Nunca antes tuvimos una experiencia semejante. El efecto de los efectos sobre el público fue devastador en todo sentido, incluyendo la poderosa impresión, el desconcierto, el temor y la gracia. Sin ese factor, la obra sería otra cosa.

En general, el vestuario, la utilería, las luces y la escenografía (del propio director) fueron factores importantes para una producción excelente, digna de cualquier escenario, en cualquier parte del mundo.

Por supuesto, todo el que algo sabe de teatro, sabe que nada ocurre sin dirección: loas a Gilberto Valenzuela.

Crédito fotoswww.facebook.comhttp://www.revistamitv.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: